Despertando en Medellín (disponible en mayo del 2020)

Cuando la compañía trasnacional donde trabaja Nikki García le pide que vaya a Medellín para investigar acusaciones de fraude en contra del gerente general de la filial colombiana, ella acepta el proyecto por su espíritu aventurero y también para mantenerse mentalmente ocupada para evitar el dolor ocasionado por la muerte de su hijo quien falleció trágicamente a los doce años en un incidente evitable.

En Medellín, como invitada a una fiesta lujosa en casa de Manuel Del Campo, la misma persona a quien Nikki está investigando, ella se sorprende por el estilo de vida tan extravagante de esta familia. En el festejo conoce a Eduardo Duarte, un respetado médico. La química entre ella y el doctor es eléctrica. Durante las próximas semanas, ella se empieza a enamorar de él.

Mientras Nikki investiga la fábrica, se entera de las muertes accidentales de dos empleados. Pero ella cuestiona si en realidad fueron accidentes. Una tarde cuando había salido de paseo con Eduardo, le saquean la suite del hotel y le roban su computadora. A los pocos días de haber colaborado con Nikki, una chica de la empresa muere en un sospechoso accidente automovilístico.

Nikki reconoce que los riesgos y el peligro para sí misma se van incrementado. Para protegerse, contrata a Floyd Webber, un operativo jubilado de la CIA. La inseguridad de ambos se incrementa aún más cuando investigan los cargamentos de acero para cerciorar sus sospechas que la compañía transporta drogas ilícitas a puertos estadounidenses en los mismos contenedores que la compañía usa para envíos de acero.

Cuando Nikki recibe amenazas anónimas, empieza a vacilar entre el amor que siente por Eduardo y sospechas que él también forma parte del grupo de malhechores que ella investiga. Tiene que averiguar quiénes dentro de la empresa son corruptos y quienes son confiables. En el momento que los inescrupulosos muestran la mano, la única manera que Nikki sobrevivirá será superar la táctica maliente de ellos.

¿Pero está Nikki a la altura de vencerlos?